Haciendo de la trampa un trampolín: Tiempo de confinamiento, tiempo de encuentro.

A causa del Covid-19 y las drásticas medidas de confinamiento han surgido sendos problemas y algunas heridas en el corazón de muchos. Sin embargo, también se han abierto oportunidades para detenernos y repensar qué es lo verdaderamente importante en nuestra vida. Esta es una de las lecciones que nos dejaron los jóvenes en las últimas semanas.

Distintos grupos, locales y nacionales, del Parlamento Internacional de la Juventud se han reunido en el último mes para reflexionar acerca de esta crisis y tiempo de cuarentena. La iniciativa salió de los mismo jóvenes que veían la necesidad de compartir y reflexionar juntos a pesar de la distancia.

Estas son algunas de las palabras que más salieron en la reunión online con jóvenes de toda España. El tema de su videoconferencia fue «Tomando decisiones juntos: paz y convivencia».

En las últimas semanas se han reunido 3 grupos de jóvenes en distintas videoconferencias. Una con jóvenes de Nueva York, otra con los jóvenes de Chile y otra con miembros del PUJ y de la Juventud Idente de toda España. Ha sido una gran oportunidad para compartir y mantener el fuerte sentido de comunidad que estos tiempos necesitan.

Felipe Roca Wick, WYPer y responsable del PUJ en España, nos deja su pequeño testimonio:

«En España, sobre todo en las grandes ciudades como Barcelona o Madrid, la situación ha sido bastante complicada. Pero incluso de condiciones críticas podemos sacar una lección: podemos convertir cualquier trampa en un trampolín. En mi caso personal, la cuarentena ha sido una oportunidad para aprender a convivir y comprender que siempre tenemos algo que ofrecer a los demás. En nuestro último encuentro online tuvimos la oportunidad de compartir tanto las dificultades como las lecciones de esta cuarentena. Aunque no fuera en el formato de siempre, el espíritu fue el mismo: pudimos dialogar, constatar, diagnosticar, compartir… y en definitiva, crecer.»

Como vemos, los WYPers de alrededor del mundo siempre se superan. No pierden oportunidades de crecer y construir juntos. Y tú ¿querrías participar en alguna de estas videollamadas? ¿Estás dispuesto a ver que, incluso en tiempos de crisis y cuarentena, construir la paz también es posible?

 

Arriba los participantes del grupo del PUJ de Chile; abajo a la izquierda el grupo de NY; abajo a la derecha los jóvenes de la videollamada de España.